Skip to main content Skip to navigation

Poniéndose al tanto del progreso de su res

La crianza de ganado vacuno de calidad para ferias y shows de criadores juveniles exige una combinación de buenos programas que aseguran la alimentación, la salud, y el buen manejo por encima de todo. Estos programas no se deben tratar como temas separados, en especial cuando se trata de nutrir reses para el mercado. Cuando Ud escoge un animal para proyecto mercader, siempre hay que recordar que está criando un animal para alimento de personas, y Ud. tiene que saber sacar un producto sano, saludable, y de alta calidad para uso del consumidor.

La primera etapa en sacar un producto de alta calidad es seleccionar una res joven, sana, que tenga la posibilidad de crecer bien. Es de suma importancia escoger una res de peso correcto, para su proyecto. Pero también debe recordar que las reses para los shows tienen que ser alimentados para llegar a un peso óptimo a cierta fecha, no nomás para que aumenten de peso como en la industria de ganado vacuno. Hasta para los criadores con experiencia es difícil determinar la fecha exacta cuando una res esté lista para el mercado. Por eso es necesario seguir pesando la res y midiendo la gordura del lomo, ajustando la dieta y el ejercicio del animal cuando sea necesario. Si la res no pesa lo que debe, será necesario “detenerla” o “avanzarla” para llegar a la meta propia que exige el show o feria particular. Esta necesidad suele llegar a prácticas no muy sanas, que no sirven para la salud de la res ni para la imágen que deben tener los proyectos juveniles y la industria ganadera. El cuidado benigno es esencial para proveer un producto bueno y favorable para el consumidor. Por eso, cuando escoja su becerro de crianza, pregunte al ganadero si hay una balanza donde pueda pesarlo. Si el productor no tiene balanza para pesar a los becerros, posiblemente sería    bueno llevar su propia balanza. Esto le dejará la opción de pesar el animalito inmediatamente y escoger uno de peso adecuado.

Dependiendo en la raza y tamaño del esqueleto del becerro, la mayoría podrá llegar al nivel

óptimo de gordura en el lomo, o sea a su término, entre las 0.35 y 0.45 pulgadas; es decir, entre las 1100 y 1350 libras. Las reses para mercado se califican por el USDA como rindiendo el porcentaje de carne sin gordura de la pierna, lomo, costilla, y antepierna, y se designan con grado del 1.0 al 5.9. El grado #1 del USDA representa animales esbeltos y fuertes de mucho músculo, y el grado 5 es una res con mucha gordura y desperdicio. Las reses para el mercado típicamente se consideran correctamente acabadas cuando alcanzan grado en los altos “unos” o “dos.”

Lo que debe pesar el becerro al tiempo que lo escoja se decide conociendo qué tanto debe pesar en el show, tanteando cuánto va a aumentar, y entonces aplicando un sencillo cálculo matemático. Una de las cosas más difíciles en el proceso de seleccionarlo, es poder decir de antemano qué tan rápido va a aumentar de peso, porque son muy variables los elementos que entran en la tasa de aumento. Se debe esperar un promedio de dos a tres libras por dia de ganancia en animales sanos y crecientes, en ración para acabar. Sinembargo, algunas reses pueden ganar peso a más de cuatro libras por dia. Un becerro para exhibición que crece pronto debe aumentar un promedio de 2.5 libras por dia. Los becerros a veces crecen más despacio en verano, porque suelen comer menos en tiempo de mucho calor. También, muchos de ustedes estarán dándoles ejercicios y entrenamiento a sus becerros, en preparación para el show. Esto require que usen mucha energía, y hace que no ganen peso tan rápido. La mayoría de las reses llegan a su peso y término óptimo para el mercado entre los 14 y 20 meses de edad.

Es importante recordar que cada feria puede tener sus propios requisitos para el peso de las reses, y muchas de ellas exigen pesos mínimos y máximos. Aunque no haya máximo, recuerde que muchos de los jueces en estas salas de exhibición consideran una res de más de 1400 libras, demasiado pesada para la competencia. Una vez que aprenda qué

[pagebreak][/pagebreak]
cadera. Para tratar casos menores de gas, no deje que la res se eche, manténgala caminando ladera arriba si posible, con la cabeza levantada. Los productores con más experiencia usan aceite mineral. En casos más severos, llame a su veterinario, que puede pasarle un tubo de ancho diámetro por el esófago para soltar el gas atrapado. Esto sirve en casos de gas ordinario pero cuando el gas contiene burbujas, no sirve el tubo.

El acidosis, a veces conocido como demasía de grano, suele ocurrir cuando el criador le introduce alimento en grano demasiado rápido. Las señales que da el animal cuando sufre acidosis son feces sueltas y aguadas, cubiertas de burbujitas claras que brillan en la luz. El tratamiento consiste en darle por hocico una dosis de bicarbonato. Este tratamiento reduce la severidad del acidosis, en contra-acción a los efectos del ácido en la vía digestiva. Para prevenir el acidosis, introduzca grano a la dieta muy despacio, y siempre délo a la misma hora y en la misma cantidad. Cuando alimente con mucho grano, es bueno tener a la mano una mezcla de distintas bacterias benéficas para el rumen, llamadas probióticos, y/o bicarbonato.

Un buen modo de ver si el sistema digestivo de la res funciona bien, es notar el estiércol. Una plasta de estiércol consistente y firme, que no salpica cuando cae, indica que la via digestiva de la res funciona como debe. Feces aguada suele indicar que el animal come demasiado alimento en grano, o que el régimen se le ha cambiado repentinamente. En esta situación, se debe reducir la porción de grano en la dieta y se debe agregar algún forraje de tallos largos, como por ejemplo heno de gramínea. Si este problema no se correcta, la res suele sufrir acidosis severo, y dejará de alimentarse. Si no recibe tratamiento es posible que muera. Si el estiércol es demasiado firme y seco, la res necesita más alimento y más agua, o una concentración más elevada de energía en la ración. Si la res no come lo suficiente, perderá peso y no podrá terminar bien la crianza, lo que afectará el grado de calidad.

Es de importancia dar alimento en balance, dando atención al contenido de energía, proteínas, vitaminas, y minerales. Los minerales mayores y menores se necesitan para el desarrollo propio del esqueleto y función del sistema nervioso. En el noroeste del pacífico el suelo carece de selenio, así que hay que agregar este elemento. El nivel de calcio y fósforo también importa para el propio crecimiento y salud de las reses. Cuando Ud. alimenta a reses para exhibiciones, la proporción del calcio al fósforo debe ser dos partes por una (2:1). Una dieta bien balanceada debe contener aproximadamente dos partes de calcio para cada parte de fósforo. Dietas altas en niveles de fósforo a comparación con el calcio pueden causar cálculos en las vías urinarias (formar piedritas que causan bloqueo en las vías). Forrajes ásperos de alta calidad tienen altos niveles

de calcio y bajos niveles de fósforo, mientras que muchos alimentos de proteína suplementaria y la mayoría de alimentos de grano contienen poco calcio y más o menos altos niveles de fósforo. Por ese motivo las dietas de reses para exhibición deben contener algún alimento áspero.

Manténgase al tanto de como va su res, pesándola a lo menos cada mes, en la mañana antes de que coma su ración. Calcule qué promedio de ganancia y cuanto por dia ha aumentado, desde la última vez que lo pesó. Apunte la fecha y el peso del animal en su libreta de datos. Si no está creciendo bien, pregunte a algún adulto con conociencia para ayudar a determinar el porqué. Puede ser un motivo muy sencillo que se puede ajustar haciendo un leve cambio en el ambiente, para que la res no sufra estrés. O posiblemente necesitará cambiar la cantidad de alimento, el nivel de energía de la ración, o posiblemente tendrá Ud. que fijarse en algún problema relacionado con la salud.

A veces algunas reses que crecen desmesuradamente, temprano en el periodo de crianza, tienen que ser detenidas para que no aumenten tan pronto. Esto se puede hacer dando una ración de menos energía, con heno o forraje áspero siendo la parte mayor de la dieta. Empero si esta dieta se continúa por todo el periodo de crianza, el animal puede resultar incompleto y con “panza de heno” que lo hará calificar menos bien en el show. Si usa forraje áspero para detener el crecimiento de su res, considere agregarlo a mediados de la crianza y darle una ración más alta en energía al final, para que se vea más esbelta y correcta. Esto suele tambien resultar mejor para la carnicería. A reses grandes de tamaño también se les puede limitar la ración de víveres que dan mucha energía, en conjunto con un programa de ejercicio para que no aumenten más de lo que se debe. Si su feria o show incluye competencias especiales para aumento de peso y carnicería, es importante conocer los criterios para estos premios especiales.

Tome en cuenta que cuando le ponen a su res la etiqueta en la oreja, para un show o feria juvenil, es posible que el area perforado se le infecte. Ud. debe limpiar el area con desinfestante y mantenerlo limpio para que se quite la infeccion y no se pierda la etiqueta.

Los dias inmediatamente antes de las ferias, y la propia temporada de ella, suelen causar mucha tensión a los animales por todas las nuevas actividades y el ambiente nuevo. Tomando esto en cuenta, es bueno preparar a su res con tiempo antes del evento. De cuatro a cinco dias antes del show, dé alimento en el mismo recipiente que va a usar en la feria. Si la res ha alcanzado el propio peso, dos dias antes de la feria reduzca la ración a dos tercios de lo normal. A una semana antes de la feria, comienze a abrevarla en la misma cubeta que se va a usar en la feria o show. Cada fuente de agua tiene su propoio

[pagebreak][/pagebreak]
olor y sabor distinto. El agregar media taza de melaza a cada cinco galones de agua, para esconder el olor  y sabor del agua, ayuda a que la res se abreve como debe. Los electrólitos también se pueden agregar para esconder el olor y sabor. Comienze a agregar melaza o electrólitos al agua antes del show, y continúe durante toda la feria. Cuando llegue a los campos de la feria, no la
alimente inmediatamente, sino deje que se sosiegue y se acostumbre a su nuevo ambiente. La primera alimentación en el show debe ser solamente de mitad a dos tercios de la ración normal para ayudar a reducir el estrés. Incremente la ración un poco más dos o tres veces, hasta que llegue a la ración de antes de la feria.
[pagebreak][/pagebreak]
[pagebreak][/pagebreak]